El Solís fuera del Solís

El Solís fuera del Solís

El Teatro Solís a través del Área de Desarrollo de Audiencias lleva adelante desde 2014 un trabajo dirigido a promover el acceso a la cultura en personas privadas de libertad o recientemente liberadas.

En 2019 el Teatro tomó la iniciativa de trabajar en la recientemente inaugurada Posada de camino "Oscar Ravecca" perteneciente a la Dirección Nacional de apoyo al Liberado.

En esta posada transitan y habitan personas que luego de haber cumplido una pena y haber sido liberadas de centros penitenciarios buscan un hogar para recomponer y reubicar su espacio en la sociedad. En la Posada se realizan intervenciones de distintos tipos que buscan acompañar el proceso, una de ellas es la Propuesta por el Teatro Solís.

En este sentido se proponen talleres quincenales en la Posada y asistencias a espectáculos con la finalidad de trabajar sobre el acceso a la cultura como derecho humano fundamental promoviendo además el desarrollo de la autonomía, la circulación por la ciudad y el desarrollo de habilidades socio emocionales útiles para la convivencia. Si bien estos derechos no debería ser suspendidos durante los tiempos de prisión los espacios que lo habilitan suelen ser más restringidos por lo que acompañar procesos de reapropiación parece fundamental.

En el período comprendido entre 2014 y 2018 se realizaron, en conjunto con ANEP Y UDELAR, visitas mensuales a la Unidad Nº 6 de Punta de Rieles trabajando en instancias de taller dirigidas a acercar y promover el interés por las artes escénicas como recurso para la reflexión, la expresión, la recreación y el desarrollo de la sensibilidad, en personas privadas de libertad en el entendido de que las mismas tienen suspendidos los derechos civiles y políticos pero no los derechos culturales. El Teatro entiende que estas prácticas favorecen la generación de nuevas formas de conocer el mundo, posibilitando un mayor abanico de opciones de acción y convivencia y por tanto, de democracia.

Los talleres se han basado en dinámicas que abordan el reconocimiento del espacio, la construcción de confianza entre los compañeros y el fortalecimiento de la autoestima, así como el desarrollo de la identidad a través de dinámicas corporales y espacios de reflexión posterior. También se incorporaron ejercicios para el desarrollo de la creatividad como es la elaboración de historias a partir de disparadores como dichos populares, sonidos o lugares comunes de la ciudad.

En algunas instancias, se trabajó en la realización de títeres y su posterior manipulación con historias improvisadas a partir de personajes específicos. Para estos talleres hemos convocado y coordinado con EMAD, espacio Esquinas y otros talleristas para acciones compartidas.

 

 

 

APP SOLIS
Disponible para Android